El suelo perfecto para tu casa es el pensado con cuidado y con información. Así de fáci. Y así de difícil.

Solo tú que conoces tu casa, tus hábitos y tus necesidades, y con información y asesoramiento profesional, puedes decidir con acierto qué suelo elegir para tu casa.

Hoy analizamos en el blog algunos de los pavimentos para hogar posibles. Si estás valorando cambiar el suelo de tu casa, sigue leyendo porque te contamos algunos posibles suelos, sobre sus ventajas, sus desventajas y en qué debes pensar para elegir uno u otro.

Cambiar el suelo de una casa es una de las obras más engorrosas en las que podamos pensar. Colocar un nuevo suelo puede ser una reforma cara y con un tiempo de ejecución largo. Por ello, aunque podamos imaginar con ganas un nuevo suelo o un suelo diferente para nuestra casa, su cambio lo relegamos a una última reforma, solo si es muy necesaria o en el caso de una mudanza. Sin embargo, es también una de las más agradecidas estéticamente.

¿Qué tener en cuenta al elegir el suelo de una casa?

Antes de conocer qué tipos de suelo podemos encontrar y empezar a pensar en sus características, se hace necesario saber qué valorar antes y qué características necesitamos en nuestro pavimento. En otro caso, podemos cometer el error de decidirnos por un suelo, solo teniendo en cuenta su estética, estilo o nuestro gusto personal.

Condiciones del espacio a pavimentar

HUMEDAD

La humedad, que no solo dependerá de la zona geográfica donde esté situada la vivienda, sino del espacio concreto de la casa que queramos pavimentar, debe ser uno de los principales condicionantes a valorar para elegir uno u otro tipo de suelo. No todos los suelos soportan bien esta condición.

TEMPERATURA

La temperatura, alta o baja, del espacio que deseemos pavimentar debe valorarse de la misma forma que el anterior condicionante. En este caso, no solo tendremos en cuenta una temperatura media, sino las máximas y mínimas alcanzables en cualquier momento del año. Muchos pavimentos no soportan bien los cambios de esta.

UTILIZACIÓN

Aunque una vivienda no suele tener que soportar un transito tan alto como un espacio de uso público, si puede ser interesante valorar si el suelo que estamos buscando es un suelo de paso como el de un pasillo o estamos pensando en cubrir el del salón, menos pisado, con un pavimiento adecuado.

CONTRAPISO

Esta condición, el suelo de base sobre el que se vaya a instalar o colocar el nuevo pavimento, puede determinar si podemos usar unos y otros no. Algunos suelos pueden ser colocados sobre pavimento en buen en estado por lo que no hará falta retirar el antiguo. En otros casos, la obra puede requerir retirada de este o nivelado.

CARACTERÍSTICAS

DEL SUELO

A TENER EN CUENTA AL ELEGIR

  • Durabilidad en el tiempo
  • Nivel de resistencia a la humedad
  • Resistencia a la temperatura y a su oscilación
  • Capacidad de resistencia a la pisada
  • Posibilidades de colocación
  • Facilidad de limpieza
  • Coste del suelo

¿ES POSIBLE PONER EL MISMO SUELO EN TODA LA CASA?

Sí, es posible poner el mismo suelo en toda la casa pero inecesario. Sobre todo por las necesidades específicas de los espacios húmedos de un hogar como el baño y la cocina, los suelos de estos deben ser elegidos en base a esos requisitos. Mientras, en zonas más secas de la casa, podremos optar por pavimientos menos resistentes a esa humedad.

Atendiendo a los deseos decorativos, elegir el mismo o diferente suelo para toda la casa puede suponer una estética continuada o usar el suelo para separar ambientes.

TIPOS DE SUELO

Una vez tenemos claro con qué tipo de suelo, presuelo o contrasuelo contamos en casa, queremos pavimentar y qué características debemos revisar para elegir uno u otro, podemos conocer qué tipos de suelo existen.

Suelo cerámico, gres, barro o porcelánico

Son los suelos más utilizados. Y aunque entre unos y otros de esta segmentación, también hay diferencias que habría que valorar, sería un desarrollo demasiado amplio para este post por lo que no lo haremos en esta ocasión.

El suelo de cerámica, el gres, el barro o el pavimento porcelánico, son los todoterrenos de los suelos.

Aunque en zonas secas están siendo sustituidos por suelos aparentemente más cálidos, gracias a los avances técnicos en su fabricación, hoy son capaces de imitar la imagen de cualquier otro suelo. Por ello pueden dejar de lado la condición de “fríos”.

Son suelos inalterables con los cambios de temperatura. Soportan humedad y vapor. Se limpian con facilidad. Cuentan con un amplio catálogo y variedad decorativa.

Su gran desventaja es la existencia de juntas ya que se trata de un suelo de baldosas. Las juntas son poco estéticas y con el tiempo se afean. Hoy es posible encontrar baldosas de cerámica o de porcelana más grandes que minimizan este inconveniente.

Suelo de madera

Nos atrevemos a decir que el suelo de madera es el más deseado en los últimos años. Porque la madera es tendencia. Aunque muchas veces acaba siendo descartado por su alto coste, variación estética en el tiempo y su dificil mantenimiento.

Podemos hablar de suelo de madera en general o del moderno parquet o tarima flotante.

Es el suelo soñado al que no siempre nos atrevemos por como hemos dicho, su difícil mantenimiento.

La madera es cálida y aporta valor. Es ecológica si no está excesivamente tratada y bella. Pero cambia de tono con el tiempo, aparecen imperfecciones y se marca con golpes y rayas con relativa facilidad.

El laminado, la llamada tarima flotante, es la opción más económica en suelos de madera. Es más “sufrido” en cuanto a manchas y rayaduras pero menos duradero en tiempo y por supuesto, menos valorado.

Los suelos que la imitan son sus mayores competidores.

Suelo de piedra

Puede ser de mármol, de pizarra, de arenisca, de gratino…

La cualidad que une a suelos en este segmento es que son suelos de piedra natural, extraída directamente del medio y por ello considerados un pavimento ecológico.

Habitualmente se elige un suelo de piedra natural como pavimiento de hogar por su estética y por esa imagen de lujo que está asociado al material natural.

Un suelo de piedra natural es elegante, duradero y con una imagen de exclusividad que muchos desean. Aunque son posibles acabados más bruscos o hasta brillantes.

Es un suelo resistente a impactos y duro. De fácil limpieza y su gran reclamo, es su sostenibilidad en cuanto al medio ambiente.

Se puede llamar suelo ecológico porque no se usan productos tóxicos en su manipulación ya que este material se extrae directamente de un espacio natural y se trata solo lo imprescindible hasta su colocación final.

Ciertas piedras naturales no son recomendables como pavimientos en cocinas por ejemplo, por su alta porosidad que facilita la aparición de manchas.

Suelo de vinilo

De más reciente aparición, al menos en su salto del mundo industrial o de espacios públicos al particular, y habiendo conseguido una alta aceptación, no podemos dejar de mencionar el suelo de vinilo o de PVC.

Este tipo de pavimento, utilizado desde hace años en espacios comerciales o públicos, ha llegado a los hogares como una buena opción para cambiar los suelos fuera de moda, renovar la imagen de los viejos o dar un nuevo estilo a los que no nos gustan de forma fácil y sobre todo económica.

El vinilo es barato. Pero cuenta con poca calidad.

Tiene una notable diversidad de diseños y formatos lo que es algo positivo, pero no es muy duradero ni resistente.

Se aplica en forma de baldosas o láminas. Y hasta puede conseguirse un suelo de vinilo a medida para conseguir un pavimento continuo.

Sin embargo, no deja de ser valorado como una opción temporal y solo posible para suelos muy firmes y en buen estado original, pues se pega con adhesivo sobre ese original.

Puede ser una buena idea para viviendas que esperan una reforma integral en algunos años.

Suelos de linóleo

El linóleo es un material para muchos desconocido que sin embargo se usa como pavimento desde hace más de 150 años.

Está fabricado con una base de aceite de lino que se mezcla con harina de madera, polvo de corcho o piedra caliza y con un soporte de lona o tela.

Con pigmentos, es posible dotar a este tipo de suelo con acabados de distintos colores.

Es llamado suelo ecológico porque, y no son pocos los que lo toman como apuesta de futuro por ello, todos los materiales usados para este pavimento son de origen natural y biodegradables. Es por ello la apuesta más eco de todas.

Es de fácil instalación, flexible, de cómoda limpieza, con alta resistencia y mucha durabilidad. Y no excesivamente caro.

Pero tiene un inconveniente, absorve la humedad por lo que no es recomendado para baños y cocinas y se marca fácilmente con golpes y movimiento de muebles.

Suelos de resina

Es uno de los pavimentos contínuos que están ganando aceptación en los últimos años en interiores de viviendas. Aunque como otros, lleva algo más de tiempo usándose en espacios públicos o  industriales.

No ofrece el inveniente de las juntas en los suelos y sí una variedad de colores a considerar.

El suelo de resina epoxi, como otros pavimentos similares en imagen, ha saltado de su frecuente uso industrial, al también uso para suelos en hogares y viviviendas particulares.

Su aplicación, de forma líquida, crea como hemos dicho un pavimento de los llamados contínuos o sin juntas.

Su colocación es rápida y puede aplicarse sobre suelos preexistentes ya que es autonivelante.

Es un suelo resistente, antideslizante e impermeable. Por estas características, es ideal para baños y cocinas.

Puede ser la mejor idea para la reforma parcial de una vivienda por ejemplo.

Suelo de microcemento u hormigón

El microcemento como pavimento y el hormigón impreso del que ya te hablamos en este mismo blog, son la opción de suelo que más está creciendo en los últimos años.

La razón es que se trata de un atractivo suelo continuo que nos hace olvidarnos de las odiosas juntas que se acaban afeando y hasta en ocasiones, abriéndose.

Además, los acabados en cuanto a color, brillo, con la posibilidad de imitar otros materiales como la cerámica o la madera y hasta de hacer dibujos sobre el suelo, parecen estar empujando al éxito del hormigón o el microcemento como suelo de exterior y también de interior en viviendas.

¿Y cuanto cuesta un suelo?

PIDE PRESUPUESTO

Pídenos presupuesto y nuestros profesionales te ayudarán a conseguir la mejor calidad-precio para renovar tu suelo.

Deja un comentario

Facebook
Twitter
Instagram