Qué saber para iluminar una vivienda

Iluminar la casa, que al pensar en reformar no parece tan complicado, se convierte en un auténtico quebradero de cabeza si no contamos con algo de teoría del diseño de la iluminación arquitectónica.

¿Vamos a ello? ¿Quieres saber cómo iluminar la casa? ¿Quieres consejos para iluminar el salón, el baño, la cocina o un dormitorio? ¡Sigue leyendo!

La iluminación natural

Durante siglos, el ser humano tuvo que adaptarse a la luz natural para sus actividades. Y aunque con la aparición de la luz eléctrica la llamada iluminación arquitectónica cambió por completo, la luz natural en una vivienda sigue siendo un elemento importantísimo.

La luz natural es un medio de ahorro energético, mejora la habitabilidad de un espacio, su sostenibilidad y hasta es capaz de influir en el estado de ánimo y salud de los ocupantes de ese espacio.

En una construcción original, el recurso de la iluminación natural es lo suficientemente importante como para contar con un diseñador, arquitecto o especialista que ofrezca un proyecto razonable y pensado para aprovecharla.

Sin embargo, la mayoría de nosotros al adquirir nuestra vivienda, nos encontramos con el proyecto arquitectónico cerrado, por lo que aunque conviene tener en cuenta la iluminación natural, nos centraremos en el uso de la iluminación artificial.

La luz natural es tan importante que cualquier proyecto arquitectónico original, debería contar con un plan para su aprovechamiento.

Iluminar, más que poner luces

Desde la aparición de la luz artificial como ya hemos dicho, la iluminación de una vivienda se ha convertido en un material más de cualquier construcción.

La llamada iluminación arquitectónica, intentará clasificar espacios, destacar los interesantes, resaltarlos, disimularlos o hasta unir y separar ambientes solo con luz.

¿Cómo iluminar bien una vivienda?

Si iluminar es tan importante y tan complicado ¿cómo podemos hacerlo? ¿Cómo podemos iluminar bien la casa?

Lo primero es conocer qué tipos de iluminación existen. Y aunque hay muchas clasificaciones, os dejamos la básica y común, aceptada por la mayoría de diseñadores, arquitectos e interioristas.

Tipos de iluminación

  • Iluminación general
  • Iluminación ambiente
  • Iluminación focal

ILUMINACIÓN GENERAL

Es la iluminación que podríamos llamar principal porque nos permite desplazarnos por los espacios a la falta de luz natural. Una buena luz general no debe generar zonas oscuras ni sombras. Lo habitual es colocar este tipo de iluminación por encima de nuestros ojos. Pueden ser focos en el techo, apliques en las paredes...

ILUMINACIÓN AMBIENTE

El objetivo de la iluminación ambiente es crear sensaciones. Lo habitual es buscar una sensación acogedora o de calidez. Y por esta razón la luz ambiente suele ser tan suave que no permite realizar actividades bajo ella y ni siquiera es suficiente para desplazarnos por el espacio. Pero es fundamental para crear ambiente. Para conseguirla se suelen utilizar lámparas, colgantes, de pie, de mesa...

ILUMINACIÓN FOCAL

Es una luz intensa aunque no debe deslumbrar y tiene dos funciones; destacar algo o iluminar zonas de actividad o trabajo. Puede ser una luz decorativa utilizada para realzar puntos focales, detalles arquitectónicos, piezas de arte o plantas. Y puede ser una luz que ilumine una zona de trabajo o de actividad como la encimera de la cocina, la butaca de lectura o el escritorio. Flexos o lámparas focales son ejemplos de este tipo de iluminación.

Entonces ¿qué luces pongo en casa?

Lo normal será que necesites los tres tipos de iluminación; general, ambiental y focal. Sin embargo, aunque hay teoría no hay dogma. Cada vivienda, cada familia cada habitación… es un caso y hay que analizar sus necesidades,  las necesidades del espacio y sobre todo sus actividades para definir qué iluminación elegir y colocar.

La iluminación que nunca podrá faltar, como ya habrás concluido, es la iluminación general que nos permitirá movernos por la casa cuando falta le luz natural. A partir de aquí, lo mejor es hacer análisis de lo que hacemos, lo que queremos hacer y lo que necesitamos.

Para ayudarte, te enumeramos una lista de lo que tienes que tener en cuenta para definir la iluminación perfecta para tu casa y hasta para cada habitación de ella.

  • Tipo de actividad

¿Qué hacemos en casa? ¿Que queremos hacer en cada zona y en cada habitación? Estas preguntas son básicas para descubrir qué luz o luces necesitaremos.

  • Tipos de luz

Una vez definidas las actividades en general y por zonas,  y sabiendo qué tres tipos de luces existen, seguro que ya puedes definir qué necesitas.

  • Distribución de la luz

Es importante pensar en la distribución. ¿Dónde vas a colocar cada luz? Es posible que al pensar en ello, te des cuenta de que necesitas más o menos luces.

  • Cantidad de luz

Ahora ya sabes qué tipo de iluminación necesitas y donde necesitas las luces y con ello será fácil saber cuántas necesitas.

¿Todo listo?

AHORA COMPARA PRESUPUESTOS

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Cómo iluminar la cocina

Iluminar la cocina tanto para obra nueva como para su reforma Empezamos esta semana con los consejos generales para iluminar una vivienda. Acordamos que contar con la iluminación, natural y…

Comentarios sobre “¿Qué luces poner en casa?”

Deja un comentario

Facebook
Twitter
Instagram