¿Estás pensando reformar tu baño? Si es así, es muy probale que pienses en cambiar la bañera por ducha. Y hasta es posible hayas pensado en una ducha a ras de suelo. ¿Por qué no? ¿Por qué sí?

Duchas a ras de suelo ¿Quieres convencerte?

Tipos de duchas

Si entendemos una ducha como el elemento colocado en un cuarto de baño que proyecta agua en forma de lluvia o chorro, podemos hablar de ducha hasta sobre una bañera.

Sin embargo, porque por muchas razones las bañeras están cayendo en desuso, hoy llamamos ducha a la zona de higiene en una sala de aseo o de baño que no cuenta con ese elemento.

  • Ducha sobre bañera
  • Ducha sobre plato
  • Ducha a ras de suelo

De estos tres tipos de ducha para un cuarto de baño, hoy nos centramos en la propuesta tendencia de estos últimos años; la ducha a ras de suelo.

¿Por qué cambiar la bañera por ducha?

Cambiar la bañera por una ducha es tendencia. De hecho, esta es una de las reformas más solicitadas en Tot-Reformas.es. Pero ¿por qué?

La sustitución de la bañera por una ducha, sea esta con plato o a ras de suelo, supone un considerable ahorro energético, económico y de espacio. Estas tres pueden suficientes razones para convencerte de hacer la reforma.

Aunque si vamos más allá y cambiamos la bañera por una ducha a ras de suelo, la estética, el confort, la seguridad y la amplitud, suman puntos para tomar la decisión.

Una ducha a ras de suelo se ve fabulosa

Hay que aceptarlo. Antes de pensar en funcionalidades, características y ventajas prácticas en una reforma, pensamos en la estética. Quizá no deberíamos, pero lo hacemos.

En esto, una ducha a ras de suelo gana puntos.

Una ducha a ras de suelo mejora el flujo visual de un baño. La sensación estética que obtenemos es de buen diseño, de alta gama, de elegancia, de minimalismo y hasta de lujo. Según los materiales y elementos que escojamos para cambiar la bañera por ducha a ras de suelo, el resultado estético puede hasta recordarnos un relajante spa.

Ventajas prácticas de una ducha a ras de suelo

FÁCILES DE LIMPIAR

DIFÍCILES DE ROMPER

ADAPTABLES

Las duchas a ras de suelo son fáciles de limpiar

¿Lo habías pensado? Una ducha sin bañera y sin plato de ducha es mucho más fácil de limpiar.

Se puede limpiar con un trapo o con una común y corriente fregona junto con el resto del suelo del baño.

También hay muchas menos esquinas y bordes para recoger una posible acumulación de suciedad o evitar que se desarrolle moho.

Desde luego, esta es una de nuestras ventajas favoritas para cambiar la bañera por una ducha a ras de suelo.

Las duchas a ras de suelo son más difíciles de romper

Las baldosas de suelo son mucho más resistentes que cualquier elemento de cerámica. Por eso son mucho más resistentes y mucho más díficiles de romper o de que pierdan su buena estética.

Si además de materiales resistentes la instalación se hace por profesionales que la garantizan con buena impermeabilización, es improbable que de ni un solo problemas a pesar del paso de los años.

Las duchas a ras de suelo se adaptan al espacio

Independientemente del tamaño de tu cuarto baño o sala de aseo, se puede diseñar una cabina de ducha para adaptarse incluso a los espacios más pequeños e incómodos.

Una ducha construida a ras de suelo, es totalmente personalizable. Puede ser más grande, más pequeña y hasta adaptarse a una forma poco común en el espacio.

No quiere decir que una ducha a ras de suelo sea solo para cuartos de baño pequeños. Si tu espacio es grande, usa el que quieras para el baño con una ducha a ras de suelo soñada.

Si tienes dudas, escríbenos

Ahora puedes

Conseguir hasta 5 presupuestos gratis

TOT-REFORMAS.ES

Síguenos en las redes sociales; Twitter, Instagram o Facebook

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

2 thoughts on “Cambiar bañera por ducha”

Deja un comentario

Facebook
Twitter
Instagram